El Circo del Mundo ha trabajado arduamente para realizar talleres a niños que se encuentran en riesgo social. A través de éstos, el arte circense les entrega herramientas que los ayudan a enfrentar situaciones de estrés, auto-superación, entre otros.
La Mini Compañía es una extensión de estos talleres, en donde participan todos los niños interesados en seguir con estas actividades, para así potenciar las habilidades adquiridas.